Hace algunos años, se dio en Estados Unidos una inteligente tendencia en recursos humanos que, a simple vista, podría parecer muy arriesgada: dar prioridad a personas que habían sido despedidas de su último trabajo por cometer algún error, ya que diversos estudios demostraban que este colectivo era mucho menos propenso a cometer otro error similar.

Ahora, Microsoft ha empleado una estrategia muy parecida: ha ofrecido trabajo en Xbox a varios empleados que acaban de ser despedidos por Sony en su filial de Londres.

La noticia de los despidos masivos no obtuvo mucho cubrimiento en medios porque Sony hizo una jugada inteligente. El mismo día que anunció al mundo la llegada al mercado de la esperada Playstation 5, también notificó estos despidos masivos. El resultado inmediato fue que esta noticia pasara a un plano secundario en los medios tradicionales.

Pero, incluso antes de que estos medios pudieran publicar algo al respecto, uno de los empleados afectados puso el siguiente tweet:

El tweet recibió docenas de comentarios y retweets pero lo interesante pasó cuando un usuario incluyó en sus menciones a Phil Spencer, cabeza de la división de Xbox y a Aaron Greenberg, actual director de marketing de la división de Xbox. Consiguió mucho más que una respuesta.

El mismísimo Aron Greenberg contestó lamentando la situación y anunció que revisaría las vacantes en Microsoft para que los ex de Sony pudieran cubrirlas.

La decisión de Greenberg no es tan altruista. Un profesional despedido por tu competencia puede llegar a ser el mejor candidato para tu empresa porque traerá el conocimiento y experiencia del mercado y un agradecimiento casi eterno con su nuevo empleador por haberlo rescatado de una situación por la que nadie quiere pasar.

Y así todos ganaban: los profesionales que se habían quedado sin trabajo; Greenberg, que encontró el talento ideal para su equipo, y la reputación de Microsoft, que será vista como una compañía estable que aprecia el talento sin importar la procedencia.

Artículo anterior¡Feliz cumpleaños, San Google!
Belén Galera
Publicista y relacionista pública española formada en la Universidad Complutense de Madrid y con especialización en comunicación corporativa en la misma universidad. Ha desarrollado su carrera de más de 25 años entre España y Colombia, adonde llegó en 1998. Ha sido profesora de comunicación en las universidades Tadeo y El Rosario en Bogotá y panelista en el Foro Internacional de la GBTA. Cofundadora en 2007 de la empresa que hoy se ha consolidado como Dígito57 y como miembro fundador de la red internacional Diversia Network.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here