En estas épocas de confinamiento, las herramientas digitales se han vuelto un canal tan importante que ha ayudado a mantener las relaciones interpersonales, la educación, pero, sobre todo, parte de la economía. Muchos negocios están aprovechando el comercio electrónico para vender sus productos o servicios y hacerle frente a la situación.

Es evidente que el marketing digital es cada vez más relevante en los negocios. Las empresas quieren tener presencia en internet para ser más competitivos en el mercado, crear visibilidad y posicionamiento ante su público.

Muchas compañías están generando esta oportunidad y contratan a agencias o freelancers para hacer esta gestión. Pero también hay una realidad y es que las empresas tienen dos pensamientos:

  1. El mundo online es muy complicado, yo no me meto en eso, contrato a alguien experto para que lo haga.
  2. Es demasiado fácil. Lo puedo hacer yo con la ayuda de un practicante o mi sobrino, que es millennial o centennial y ha crecido con la tecnología.

Como jefe si considera cualquiera de estas dos posiciones, déjeme decirle que está completamente equivocado.

Por supuesto, usted no debe ser un experto en el marketing digital, pero sí lo es en su negocio. Por eso debe contratar a alguien que le ayude a llevar a cabo su plan, pero también como jefe debe sumarse a la estrategia. Porque créame que no hay nada más poderoso que la suma de la experiencia y lo digital.

Usted es el que conoce cuál es su público, cuáles son los productos o servicios que ofrece, cuál es su competencia y cómo quiere destacar por encima de ella. Se lo voy a poner de esta manera, piense que lo mismo que está haciendo en el marketing tradicional, es lo que va a replicar en el digital.

Por esto, es importante que conozca las bases del marketing digital para generar una buena estrategia que le permitirá ser visible y competitivo en el mercado online. Y para esto estoy aquí. Quiero darle un paso a paso con conceptos básicos de lo que necesita saber de una estrategia 360. De esta manera, cuando su agencia le presente una propuesta, usted pueda opinar con argumentos si es lo que necesita para su negocio.

  1. SEM (Search Engine Marketing): permite pautar productos o servicios en diferentes plataformas digitales para aumentar la visibilidad y conversión.

Con el SEM puede aprovechar plataformas como Facebook, Instagram, Google, Youtube, entre otros, para que las personas puedan encontrar fácilmente los productos o servicios que su compañía les ofrece. Además, da la posibilidad de generar un remarketing o retargeting que significa perseguir por todo internet al usuario que ya ha visto el producto para convencerlo de que compre.

  1. SEO (Search Engine Optimization): es la optimización del sitio web para que logre mejores posiciones en los motores de búsqueda de manera orgánica, es decir, sin pagar un peso.

Para posicionar con SEO el sitio web es necesario tener en cuenta lo siguiente:

Marketing de contenidos

Generar contenido de valor para que los usuarios se interesen por lo que se está publicando. El marketing de contenidos incluye entradas a blog, videos, infografías, Lives en redes sociales o diferentes plataformas (videos en vivo y en directo), podcast y webinar. Además de vender, cuál es el plus que le da al usuario para que esté interesado en estar conectado con su negocio.

Optimización de la web

El sitio web debe estar totalmente optimizado, es decir, la página debe cargar rápido, ser responsiva (que se adapte a cualquier dispositivo), las imágenes deben tener buena calidad, sin ser tan pesadas y no tener enlaces rotos dentro de la web. También una buena navegación, para que el usuario encuentre más fácil el contenido y no se pierda en el sitio.

Georreferenciación

Esto es para que las personas al momento de buscar la empresa o negocio en Google puedan encontrar con facilidad los datos de contacto (teléfono, dirección, calificaciones y demás). Para estar aquí no es necesario pagar y se hace a través de Google Mi Negocio. La georreferenciación también ayuda a que las personas lleguen más fácil a la dirección física con tan solo escribir el nombre de la empresa en Google Maps o Waze.

  1. Multicanal: como se dice popularmente “no hay que poner todos los huevos en una sola canasta”, de eso mismo se trata el multicanal. El marketing online y el offline se complementan y es lo que hace que una estrategia sea 360. A través de otras plataformas puede hacer difusión de la compañía, lo puede hacer con free press, eventos corporativos, actividades BTL o ATL, o la venta de productos en otros canales como MercadoLibre, Amazon, Linio, etc.

 

  1. Móvil: vivimos en un mundo completamente móvil y no nos debemos olvidar de eso jamás. Al hacer una estrategia digital 360 también es importante tener en cuenta las aplicaciones, y cómo a través de ellas podemos captar datos (leads) que pueden funcionar para el negocio. Además de esto, la app debe ser totalmente funcional para el usuario, que se vuelva imprescindible acudir a ella para soluciones rápidas, ofrecer beneficios y crear estrategias de recurrencia, es decir, que vuelvan con frecuencia.

 

  1. Redes sociales: es un poco obvio, pero también hay que saber cómo aprovecharlas. El contenido que está siendo publicado en la web se debe difundir por estas redes sociales. Hay que generar interacción con sus seguidores constantemente, esto lo puede hacer a través de concursos, Lives, historias en Facebook o Instagram (videos o fotografías que duran solo 24 horas). El video es otras de las revoluciones actuales, el contenido con video es mucho más efectivo para la difusión porque tiene mucho que contar, trate de incursionar en él y publíquelo en canales como IGTV, Youtube o Vimeo.

Después de conocer qué elementos componen una estrategia 360, hay un factor muy importante que no se puede dejar de lado: medir. Si no se miden cada una de estas acciones, es imposible saber si están funcionando o qué se debe cambiar. La herramienta esencial para hacer esta medición es Google Analitycs.

Después de estos conceptos no lo puedo declarar un experto, pero sí un visionario que comprende las bases que componen una estrategia digital 360. Ya puede contratar a alguien, involucrarse, opinar con argumentos y crear la estrategia que pondrá a navegar su negocio en las amplias vías del mundo web.

Artículo anteriorInstagram: ¿Me gusta o no me gusta?
Yina Grisales
Me gradué de Comunicadora Social – Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga. Soy una cucuteña que vive en la fría nevera bogotana. Tengo 3 años y medio de experiencia en Community Management y Relaciones Públicas. Como buena Millennial, soy amante y gran conocedora de las redes sociales y vivo actualizada de lo que sucede en la era digital, desde los hilos más interesantes en Twitter hasta las historias más asombrosas en Instagram.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here