Por estos días, en la oficina estamos viendo un incremento en el uso de la bicicleta como medio de transporte. Una de mis compañeras ya tenía dominado el arte del pedaleo, sin embargo, no fue sino que La Jefa decidiera comprar su caballito de acero para que el resto de la oficina lo pusiera seriamente en consideración.

Inspirado por su perseverancia en el tema, quise intentar seguir su ejemplo. A partir de esa idea, al planear mi travesía en bicicleta me di cuenta de cuánto se parece a los pasos que sigo a la hora de crear una propuesta digital.

Para empezar, debo comentarles que mi rutina en las mañanas es sencilla. Me levanto a una hora prudencial que me permite desayunar, salir a tiempo para tomar el bus (ese que se demora cerca de una hora y media en su recorrido) y llegar puntual a la oficina.

Lo primero que debemos definir es el objetivo, qué quiero lograr, en qué tiempo y que se pueda alcanzar. Tener esto completamente claro y bien definido, permitirá saber si hemos logrado lo que proponemos y así demostrar el éxito de nuestras campañas a los clientes.

Una recomendación a la hora de formular los objetivos de una propuesta es utilizar el método SMART (Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Time-Related). Este método nos permite construir objetivos específicos, medibles, alcanzables y relevantes, dentro de un tiempo determinado.

Para el caso de la bicicleta y la oficina, sería así:

Objetivo

  • Ir en bicicleta desde la casa hasta la oficina y viceversa tres días a la semana durante los próximos 3 meses.

Ya sabiendo lo que queremos lograr, pasamos al segundo paso: definir la estrategia.

Cuando pensamos en la estrategia, debemos saber que estamos construyendo un determinado conjunto de planes los cuales nos van a ayudar a lograr el objetivo.

La estrategia debe ser clara, única y lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios que se van generando a través del desarrollo de la misma, todo en pro de la obtención del objetivo.

Volviendo al tema de la bicicleta, una opción estratégica sería la siguiente:

Estrategia

  • Salir más temprano de casa y del trabajo, preferir las vías que tengan más tramos de ciclorruta, buscando la ruta más rápida y segura que sea posible

Con la estrategia definida, el siguiente paso son las acciones. En propuestas de marketing digital, estas pueden ser de todos los tamaños y colores, ya que depende de los servicios que se ofrecen y los canales que se quieran impactar.

Por ejemplo, para mejorar el impacto de una página web, se puede llegar a plantear cerca de 5 acciones distintas, entre las que se destacan las de SEO, SEM y el rediseño de la página.

Mis planes para la bicicleta están claros:

Acciones

  • Acción 0: dejar listos los elementos para montar bicicleta y la maleta desde la noche anterior
  • Acción 1: levantarme a las 5 am.
  • Acción 2: tomar un desayuno ligero rico en fruta.
  • Acción 3: salir y tomar la ciclorruta, buscando la ruta más directa a la oficina.
  • Acción 4: al llegar a la oficina, dejar la bicicleta asegurada y cambiarme de ropa.
  • Acción 5: programarme para terminar las tareas de la oficina sobre las 5 de la tarde.
  • Acción 6: salir y tomar de nuevo la ciclorruta para ir por la ruta más rápida a casa.
  • Acción 7: al llegar a la casa, estirar, tomar una ducha y cenar apropiadamente.

Por último, debemos construir y definir nuestros indicadores de gestión, más conocidos como KPI (Key Performance Indicator). Al igual que los objetivos, deben ser medibles, realistas, alcanzables y proyectarse a un tiempo determinado, así podremos revisar si nuestra estrategia y acciones están cumpliendo con el objetivo, de lo contrario, podremos desarrollar acciones de corrección y recomponer el camino antes de que sea tarde.

Estos van a ser mis indicadores de gestión para la bicicleta.

KPI

  • Ir 3 días a la semana en bicicleta a la oficina.
  • Realizar el recorrido en un tiempo de 30 a 45 minutos.
  • Lograr un ahorro de $48.000 pesos en promedio por mes.

Conclusiones

Desarrollar una propuesta puede ser algo complicado si no se tiene un objetivo definido. Este primer paso es esencial para poder construir la estrategia y los planes y definir los KPI’s.

Viendo lo anterior, al escribir esta entrada de blog me he dado cuenta de que es más fácil trazar y desarrollar una propuesta de marketing digital, que venirme en bicicleta a la oficina. Por ahora, seguiré apoyando a nuestros escarabajos y ajustaré mi propuesta para ver si logro en diciembre cumplir mi objetivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here